Saltar al contenido

¿Qué es la dermis?

dermiss

Tal como se puede apreciar en el esquema de la piel, la dermis se encuentra justo debajo de la epidermis y ocupa un espacio destacado en la estructura del cutis. Es una capa de tejido conjuntivo constituida por dos capas bien divididas: dermis papilar y reticular.

Dermis papilar

La dermis papilar, de tejido conjuntivo laxo, se dispone formando protrusiones denominadas papilas dérmicas que determinan una ondulación en la epidermis. Está separada del extracto basal por la membrana basal.

La dermis papilar es rica en terminaciones nerviosas y en una gran vascularización capilar esencial para la nutrición de la epidermis, la cual contribuye a la coloración de la piel y a la regulación térmica. En esta capa las fibras colágenas y elásticas son finas y se disponen paralelas a la superficie.

Es frecuente encontrar células del tejido conjuntivo laxo, macrófagos, fibroblastos, mastocitos y otras.

Dermis reticular

Capa inferior gruesa en la base de la dermis (la capa más interna de la piel). La dermis reticular tiene vasos sanguíneos y tejido conjuntivo que sostienen la piel confundiéndose en profundidad con el tejido subcutáneo. Los folículos pilosos, las glándulas sebáceas y sudoríparas, y otras estructuras tal como los vasos sanguíneos, linfáticos y los nervios también se encuentran en la dermis reticular.

La dermis reticular proporciona el soporte estructural y elasticidad a la piel gracias a las fibras y moléculas que la componen: el colágeno, la élastina y el ácido hialurónico.

tejido de la dermis

Fibras de la dermis

Colágeno

Qué es el colágeno y para qué sirve?

Es una proteína presente en abundancia dentro de nuestro cuerpo que forma las fibras colágenas y nos proporciona resistencia.

Son secretadas por los células del tejido conjuntivo, los fibroblastos. El colágeno forma una especie de armazón muy flexible pero a la vez muy rígido que proporciona soporte y fuerza a la piel.

Elastina

Tal como su nombre indica aporta elasticidad a la piel. Es otra proteína presente en el tejido conjuntivo permitiendo a la piel recuperar su forma original después de estirarla, píncharla, pellizcarla u otro…

dermis papilar y reticular

Ácido hialurónico

Muy de moda últimamente por su desempeño en los métodos rejuvenecedores, el ácido hialurónico es antes de todo un compuesto estructural de nuestra piel.

Es una molécula muy grande que tiene la capacidad única de retener hasta mil veces su peso en agua.

Beneficio del ácido hialurónico: principalmente el de mantener la piel tersa, suave, voluminosa e hidratada.